Soy redondo como el queso,
y en las mujeres penetro hasta el hueso.