ilusiones de escher

Las ilusiones de Escher

Si pensamos en un artista de lo imposible, seguro que nos llega a la mente el gran Maurits Cornelis Escher (1898-1972), uno de los artistas gráficos más importantes de nuestro tiempo. Solo tenemos que poner en un buscador de internet su nombre y ver la cantidad de resultados que aparecen. Echer, con su mundo imposible, desafía las leyes de la geometría eucliniana traspolando a un universo paralelo en el que establece sus propias reglas de representación de espacios. Es un genio de las figuras imposibles y su imaginación nos lleva a otros mundos. Sus representaciones en las dos dimensiones y su ingenio, nos conducen a un espacio tridimensional imaginario que solo existe en la ficción. Sus figuras geométricas no pueden existir en nuestro universo, al menos, según las leyes clásicas, igual, en un futuro, dentro de las leyes cuánticas y sus múltiples universos, serán posibles.

La obra de Escher es extensa, aquí os dejo tres de los grabados más famosos. El origen de estos grabados es la web oficial de Escher.

  1. Reptiles:
Reptil de Eschel

Este grabado me encanta, y donota una gran creatividad artistica. Un reptil bidimensional se despierta y se escapa de sus dos dimensiones trapando por un libro, que curiosamente es de zoologia, que lo lleva a la cúspide de un dodecaedro. Podria haber puesto la cima del Everest, però puso un dodecaedro. El dodecaedro es uno de los cinco solidos platónicos y el número doce tiene muchos significados: 12 apostoles, 12 meses de año, 12 signos del zodiaco….

2. La cascada

cascada de eschel

En este caso, Escher eleva la perspectiva isométrica al arte de lo imposible con influencias de la arquitectura árabe de la Alhambra. El agua fluye hacia arriba a través de estas cuatro rampas soportadas por dos columnas, luego desciende por una cascada que mueve un molino.

3. Cinta de Möbius

Cinta de Möbius escher

Escher representó su propia cinta de Möbius . En este caso las hormigas circulan en fila por esta cinta infinita que, aparentemente, no tiene fin. La cinta de Möbius representa lo infinito de la realidad, es la base de la tipografía y ha llevado al desarrollo de máquinas más eficientes. Tambien es el símbolo mundial del reciclaje.