La pared del café

Es una de las ilusiones más asombrosas y conocidas, la pared del café, o pared de la cafetería. Se llama así porque aparece en la pared de un café situado en Bristol.

Al mirar la pared, parece que las líneas horizontales no sean paralelas, pero sí que lo son. Esto se puede comprobar fácilmente con una regla. Está claro que nuestro cerebro no puede o no es capaz de interpretar correctamente los espacios entre los cuadrados y vemos lo que no es. El ojo nos vuelve a engañar.

También podemos colorear las baldosas:

Las distintas tonalidades de azules y el fondo negro hacen que los cuadrados no lo parezcan.

En realidad és ya una ilusión muy conocida que se remonta a finales de 1800, también llamada «ilusión de la guardería». En 1970 fue redescubierta por el psicólogo Richard Gregory.

Esta ilusión fué presentada por Victoria Skye al concurso «Mejor ilusión del año 2017» y nominada finalista en el concurso .